Preparándome para misiones. David Gardner



I. ¿Qué es un misionero?

A. Es alguien que predica el evangelio en otra tierra.

Dios ha guiado a esta persona a predicar el evangelio de Cristo en otro pueblo, otra ciudad, otra nación, etc.

B. Es alguien que tiene una pasión por traer a otros a una relación personal con Dios

No es alguien que quiere llevar su religión o sus preferencias, sino una relación personal con Dios y un crecimiento espiritual en esa cultura.

C. Es alguien que hace lo mismo que hacía en su tierra, solo que en otra forma

La vida misionera no empieza cuando uno llega al campo misionero. Es una vida que empezó mucho antes de su llegada, empieza en su propia tierra.

Es un trasplante de su vida local a un campo misionero.

D. Es alguien que enseña/discipula a otros sobre como servir a Dios en su cultura

No solamente “gana gente para Cristo” sino que cumple con la gran comisión de Cristo en Mateo 28:19-20.

E. Es el guerrero en las primeras líneas de batalla

Es alguien que esta en la parte más difícil de la guerra con los retos más grandes por delante.


II. Lo que no es un misionero

A. No es alguien que busca mejorar su vida

La pasión primordial de un misionero es propagar el evangelio de Cristo y ayudar a cambiar una cultura entera no importando el precio que tiene que pagar.

B. No es alguien que busca aventura

Ir a otro país no te hace misionero, te hace turista. La aventura se acabará algún día, la misión de Dios no.

C. No es alguien que piensa hacer algo en otro país que no pudo hacer aquí

Es una cosa ridícula mandar a un novato a la parte más profunda de la batalla.


III. ¿Con qué se enfrenta un misionero?

A. Cambio de cultura

No importa si tu vas a China o a Chile, tendrás un gran cambio de cultura.

B. Soledad

Aún con toda la tecnología de hoy en día (Facebook, Twitter, blogs, etc), uno se enfrenta con la soledad. No es lo mismo que estar en casa.

C. Críticas

Uno pensaría que todos están respaldándote y apoyándote, pero no es así. Otros misioneros te criticarán, tus propios amigos te criticarán.

D. Interesados/Ingratitud

Por más que tú tengas las mejores intenciones en el mundo, siempre habrá alguien que está ahí por las razones equivocadas. Pablo dice en 2 Corintios 12:15 “...aunque amándoos más, sea amado menos.”

E. Olvido

“Ojos que no ven, corazón que no siente”. Una vez que tu estés alejado de todos, te olvidarán.


IV. ¿Qué necesito para ser misionero?

A. Una relación íntima y estable con Dios

Habrán momentos en que lo único que tienes en la vida es a Dios y tienes que conocer su voz y lo que Él quiere de ti.

B. Un entendimiento profundo del propósito de misiones

1. El amor por un pueblo no es suficiente.

2. La pasión por evangelismo no es suficiente.

3. La única motivación que guiará tu vida de problemas, dificultad, odio, ingratitud es la pasión por el nombre y la gloria de Cristo Jesús.

C. Determinación

¿Qué se requiere para que te rindas?

D. Entrenamiento

Un niño no puede hacer el trabajo de un hombre, ni tampoco un novato el trabajo de un guerrero


V. ¿Cómo llegar a ser misionero?

A. Deja que Dios guíe tus pasos

No trates de apresurar a Dios, ni cambiar su opinión. Dios te mandará en su tiempo al lugar que Él desea.

B. Comienza a practicar aquí lo que harías en el campo misionero

Cuando llegues al campo misionero no será todo una novedad, sino tendrás toda la experiencia que necesitas.

C. Rodéate de personas más grandes que tú

Si quieres ser bueno en algo, busca rodearte de personas que son buenos en esa misma cosa. Si quieres ser misionero, rodéate de misioneros. Si quieres adaptarte a una cultura, busca a personas que ya lo han hecho.

D. Pide a Dios que abra las puertas para poder salir

Permite que Dios te mande al campo en su tiempo y a su manera. No fuerces la mano de Dios. Permite que su tiempo sea el tiempo primordial para ti.


VI. ¿Y si Dios nunca me manda al campo misionero?

A. Podrás continuar lo que Dios ya te guió a hacer aquí

Ya empezaste a trabajar, ya tienes ministerios, ya tienes discípulos, ya tienes fruto que Dios te ha dado. Sigue trabajando con eso.

B. Podrás orar más inteligentemente

Conocerás algunas de las cosas que pasan los misioneros, y podrás orar por ellos mejor que otros.

C. Podrás entrenar a otros para hacer la obra donde tu no irás

Dios puede usarte a ti para ser efectivo en muchos países a través de todos los hombres y mujeres que entrenas.

D. Podrás ser un promotor de misiones en tu iglesia local y en tu entorno

Tu pasión podrá mantener a misiones ante los ojos de tus compañeros y hermanos en Cristo. Podrás reclutar y promocionar misiones a todas las personas a tu alrededor. Serás un vínculo entre el misionero y la iglesia.

64 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Si quieres recibir nuestro boletín, revistas y más ¡suscríbete!

¡Gracias por tu suscribirte!