top of page

DOMINIO PROPIO- Pablo Villegas



DOMINIO PROPIO

Templanza

Galatas 5:23; 2 Timoteo 1:7


Introduccion: Si el cristiano quiere tener un testimonio eficaz y ser un buen siervo de Dios, debe ejercer el dominio propio, el control sobre sí mismo. Estas características dan evidencia de consistencia entre su testimonio y su vida. Lo que ganará más para Cristo es el dominio propio dentro de la libertad del evangelio e impuesta sobre sí mismo por el cristiano individual. 1 Corintios 9:19–23.


Definición: El fruto del Espíritu incluye la templanza o dominio propio. Esta palabra se utilizaba para describir la disciplina de un atleta, indispensable para desempeñar un buen papel en las competencias. Así también nosotros tenemos que disciplinarnos en la lucha espiritual y aprender a controlarnos. Tenemos que desarrollar la capacidad de andar en el mundo sin contaminarnos.


a. La templanza (enkrateia, “dominio propio”) que significa ser dueño de sí mismo, se deriva de enkrateuomai, «sujetarse a sí mismo», «tener un poder interno» denota el control propio, suprimir los impulsos carnales. Es imposible tener esta cualidad si no contamos con el poder del Espíritu Santo. Gálatas 5:16

b. Temperancia. Indica el dominio de los deseos en favor de intereses y fines más elevados.

c. Dominio Propio. Virtud que permite el control de las pasiones, especialmente los apetitos sensuales. 2 Pedro 1:4–8.

d. Autocontrol. Un dominio propio físico y emocional, particularmente en situaciones de intensa provocación o tentación.

e. El Dominio Propio es algo que espanta al incredulo, porque esta acostumbrado a no medirse, por el contrario, a vivir desmedidamente para el pecado. Hechos 24:25


Ejemplos de autocontrol:


1. COMO JOSÉ, CONTROLA TUS PASIONES. Genesis 39:7–12

7Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso sus ojos en José, y dijo: Duerme conmigo. 8Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene. 9No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios? 10Hablando ella a José cada día, y no escuchándola él para acostarse al lado de ella, para estar con ella, 11aconteció que entró él un día en casa para hacer su oficio, y no había nadie de los de casa allí. 12 Y ella lo asió por su ropa, diciendo: Duerme conmigo. Entonces él dejó su ropa en las manos de ella, y huyó y salió.


a. La templanza hace que tenga control sobre mi cuerpo. 1 Corintios 9:26–27

b. La templanza hace que seas dueño de su propia voluntad. 1 Corintios 7:36–38

c. El don de continencia (controlar los deseos sexuales). Es un don del Espiritu de Dios. 1 Corintios 7:9

d. El cristiano se abstiene de deseos carnales como un extranjero o peregrino. 1 Pedro 2:11

e. El cristiano se aparta de fornicacion. 1 Tesalonicenses 4:2-4

2. COMO DAVID, CONTROLA TU ENOJO.

1 Samuel 24:4-5; 26:7–12; 2 Samuel 16:9–10

4Entonces los hombres de David le dijeron: He aquí el día de que te dijo Jehová: He aquí que entrego a tu enemigo en tu mano, y harás con él como te pareciere. Y se levantó David, y calladamente cortó la orilla del manto de Saúl. 5 Después de esto se turbó el corazón de David, porque había cortado la orilla del manto de Saúl. 6Y dijo a sus hombres: Jehová me guarde de hacer tal cosa contra mi señor, el ungido de Jehová, que yo extienda mi mano contra él; porque es el ungido de Jehová. 7Así reprimió David a sus hombres con palabras, y no les permitió que se levantasen contra Saúl. Y Saúl, saliendo de la cueva, siguió su camino.

a. El cristiano es sabio por el dominio propio. Proverbios 29:11; Pr 1:1–5

b. El cristiano deja el enojo por el dominio propio. Proverbios 16:32 ; Santiago 1:19

c. El cristiano es perseguido por el dominio propio. Mateo 5:39–40


3. COMO JOB, CONTROLA TUS OJOS. Job 31:1,30

1 Hice pacto con mis ojos;

¿Cómo, pues, había yo de mirar a una virgen?

a. El cristiano controla su vista por el dominio propio.

b. El cristiano controla tanto lo que mira, como la manera como lo mira. Colosenses 3:2

c. El cristiano entiende que hay cosas que no debo mirar. 1 Juan 2:15,16


4. COMO JESUCRISTO, CONTROLA TU BOCA. Isaias 53:7; Mrc. 14:61; Mateo 27:27–30

7Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.


a. Como Jesus debemos controlar la boca, como un cordero manso. Salmos 141:3; 17:3; Proverbios 16:23

b. Como Creyentes tenemos el Espiritu de Cristo, Espiritu de Cristo. Santiago 3:1-2

c. Como Jesus debemos refrenar la lengua. Santiago 1:26.


5. COMO PABLO, CONTROLA SU CUERPO EN SERVICIO A DIOS. 1 Corintios 9:24–27

4¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. 25Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. 26Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, 27sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.


a. El carácter del cristiano es de renunciar al pecado y deseos mundanos. Tito 2:11–12

b. El carácter del cristiano es una disciplina mental. 1 Pedro 1:13

c. El carácter del cristiano es como un corredor, deja todo lo que le impida correr. 1 Corintios 9:25

d. Pablo la usa en 1 Corintios 9:25para el «dominio propio» de un atleta, no con miras a la salvación sino al servicio.


Conclusion:

El cristiano se abstiene de los deseos de su carne. 1 Corintios 9:25; 1 Corintios 7:9; 1 Tesalonicenses 5:22

El cristiano se aparta de toda especie de maldad.1 Tesalonicenses 4:2-4; Hechos 15:20,29

El cristiano se controla frente al enojo. Proverbios 16:32

El cristiano es sobrio. El sobrio, es moderado y discreto. Tito 1:8; Tito 2:2

198 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page